Un total de 33 militares, entre ellos una mujer embarazada, han contraído el virus del Zika en el extranjero, según informó hoy el Pentágono.

Además de ellos, seis familiares de militares desplegados en el extranjero ha sido infectados por el virus, transmitido por mosquitos, según detalló el Departamento de Defensa.

El Pentágono está analizando los mosquitos capaces de transmitir zika en todas sus bases donde se da la presencia del insecto, especialmente en Texas y Florida.

Las autoridades militares no quisieron especificar el estado de la militar embarazada o del feto, debido a las obligaciones de respeto a la privacidad.

El zika, con una mayor incidencia en Brasil y otros países latinoamericanos, afecta especialmente a los nacidos de mujeres infectadas por el virus, que pueden contraer microcefalia.

En otro tipo de casos, los síntomas no ponen en riesgo la vida o no muestran síntomas agudos.

Hasta el momento, se han dado 1,650 casos de zika en Estados Unidos, la mayoría contraídos en el extranjero, aunque ya han comenzado a detectarse casos de contagio local o de transmisión sexual con personas que han viajado a áreas más afectadas.

Más de una docena de personas han contraído zika en Miami (Florida), según las autoridades del estado, que intentan responder de manera rápida a los primeros casos del virus autóctonos.