Muro fronterizo privado Nuevo México bloquea monumento histórico, dice ACLU

0
153

 

La Unión Americana por las Libertades Civiles pidió este viernes a la Comisión Internacional de Límites y Aguas que detenga la construcción de un muro fronterizo privado en Nuevo México por limitar el acceso a un monumento histórico.

De acuerdo con un comunicado, ACLU pide a IBWC que elimine inmediatamente todas las barreras en terrenos públicos que ha ocasionado el grupo anitinmigrantes We Build the Wall (Construimos el muro), que levanta en Sunland Park, localidad cercana a El Paso, el primer segmento de una valla fronteriza financiada con fondos privados.

We Build the Wall anunció recientemente que había construido un muro de acero a través de una carretera de propiedad federal adyacente a una parcela privada, donde se construyó una sección de media milla de muro.

En la solicitud, ACLU especifica que la barrera bloquea el acceso a terrenos públicos que contienen el Monument One, un memorial listado en el Registro Nacional de Lugares Históricos que ha marcado el límite internacional entre Nuevo México, Texas y México desde 1855.

“El muro fronterizo siempre ha sido un monumento a la xenofobia y el racismo, además de un desastre ambiental para la región del suroeste”, dijo Peter Simonson, director ejecutivo de ACLU de Nuevo México.

Simonson explicó que We Build the Wall es una organización financiada por “crowdfunding” (recolecta de dinero en internet) y está liderada por “extremistas antiinmigrantes” como Steve Bannon y Kris Kobach.

ACLU indicó que durante la planificación y construcción del muro, We Build the Wall parece haberse coordinado estrechamente con el grupo de vigilantes armados Patriotas Constitucionales Unidos, usándolos como seguridad para evitar el acceso de personas por la vía pública que conduce al monumento.

“Esta anarquía no tiene lugar en nuestro país y debe revertirse de inmediato, We Build the Wall está trabajando junto a vigilantes armados; intenta poner fin a la voluntad del pueblo estadounidense mediante la construcción de barreras en terrenos públicos sin un permiso”, explicó Simonson.

“Cortar el acceso a un monumento histórico que ha servido como un símbolo de unidad y amistad entre los Estados Unidos y México por más de 100 años es una bofetada para los que llamamos a esta zona nuestra casa”, señaló por su parte Nia Rucker, asesora de políticas de ACLU en el Centro Regional de los Derechos Fronterizos de Nuevo México, en Las Cruces.

A fines de mayo, We Build the Wall , que tiene su sede en Florida, comenzó la construcción de una cerca de acero de 18 pies de altura en terrenos privados propiedad de la empresa American Eagle Brick Company, en Sunland Park, muy cerca de la frontera con México.

Según el comunicado de ACLU, la organización antiinmigrantes dijo que la Comisionada de la IBWC Jayne Harkins había dado “permiso” para construir el muro.

ACLU se comunicó con la IBWC y supo, dice el comunicado, que en el momento de la construcción de la valla no se había otorgado algún permiso.

El pasado miércoles, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU informó de que las detenciones de inmigrantes en la frontera con México se dispararon hasta 132.887 en mayo, pasado frente a las 99.304 de abril. EFEUSA