La masiva deportación desde EEUU que fortaleció a la Mara Salvatrucha o MS-13

0
164

Un reportaje de Telemundo publicado esta semana retoma el tema de los orígenes de la peligrosa pandilla Mara Salvatrucha o MS-13 y hace hincapié en el rol que ha tenido Estados Unidos en la expansión de la organización criminal.

“Surgen en los ochenta por todos estos desplazamientos masivos por la Guerra Civil. La mayoría de los miembros eran de El Salvador, pero también de Guatemala, de Honduras, de México”, explicó Guadalupe Correa Cabrera, profesora en la Universidad George Mason.

Alex Sánchez, expandillero de la Mara Salvatrucha, dijo a la televisora que el perfil de los miembros iniciales del grupo era de jóvenes que llegaron a Estados Unidos en busca de oportunidades.

“Y así fue como se formó la MSS (Mara Salvatrucha Stoners) que era como se llamaba en ese entonces…en la cual la mayoría de ellos se vestían como ‘rocanroleros’ en ese tiempo era la época del ‘heavy metal’”, describió.

“Pero lo que nos identificó como pandilla fue cuando empezaron a arrestarnos, a meternos a los centros juveniles”, dijo el entrevistado que emigró a Los Angeles en 1979 con apenas siete años y solo con su hermano.

La represión de las autoridades llevó a que sus integrantes se tornaran más violentos en sus prácticas, coinciden expertos consultados por la cadena.

En este contexto, la historia nos recuerda la “mano dura” del gobierno de Ronald Reagan para realizar una deportación masiva de mareros así como su negativa a conceder la salida voluntaria extendida (EVD), precursor del llamado TPS o Estatus de Protección Temporal.

“Es ahí cuando se empieza a volver una pandilla grande, importante, que empiezan otros muchachos del mismo país, que tampoco tuvieron oportunidades, que no estaban en los Estados Unidos, pero también empiezan a ver al ‘chico malo’, al tipo que viene de Estados Unidos con tenis de otra marca”, abunda.

La profesora considera que para atajar el problema se necesitan “modelos más comprensivos e integrales”.

En esto coincide Sánchez.

“No los quieren ni aquí, ni allá, ni en el medio. Entonces, donde va a llegar la oportunidad para que estos muchachos puedan reformarse, puedan buscar alternativas. Tenemos que cambiar la manera en que se está enfrentando este problema”, sostuvo el expandillero.