Desde que la primera dama de Estados UnidosMelania Trump, se negó a mudarse a la Casa Blanca y prefirió permanecer en Nueva York, la prensa se ha encargado de manifestar la soledad que experimenta mientras Donald Trump ejerce su papel como Presidente del país norteamericano.

La modelo ha dejado muy claro que este es el sueño de su esposo, mas no el de ella, y aunque la razón principal para no mudarse a Washington fue evitar interrumpir los estudios de su hijo Barron, según manifestó un representante de los Trump, Jason Miller, también puede existir otra razón por la cual Melania no quiere mudarse de Nueva York, su hermana.

 Ines Knauss. Foto: Facebook Ines Knauss

Aunque se encuentra alejada de los focos de la prensa, Ines Knauss es catalogada como la máxima confidente de Melania, quien reside en la Gran Manzana a dos cuadras de la primera dama, según el NY Post.

Lea también: Melania Trump, es la primera dama ausente

La aventura de estas hermanas empezó hace muchos años cuando vivían en la capital de Eslovenia, Liubljana, y decidieron dejar a sus padres para empezar a forjar sus caminos en el mundo de la moda. Por un lado, Melania quería ser modelo, por el otro su hermana soñaba con vestir a los íconos mundiales con sus diseños, así que decidieron emprender este viaje juntas.

Primero llegaron a Milán, después siguieron a París y finalmente llegaron a la capital del mundo en 1996. Aunque el éxito rodeo principalmente a Melania, siempre han estado unidas ayudándose mutuamente. Mientras que la primera dama se consolidaba como modelo, Ines desempeñaba trabajos artísticos algo desconocidos.

   Foto: Alex Wong /Getty Images.

Melania fue creciendo y adquiriendo popularidad en la prensa, formando así parte del jet-set internacional. Aquí se evidencia la gran diferencia entres estas hermanas. Mientras la menor no perdía oportunidad de posar frente a las cámaras, la mayor busca absolutamente todo lo contrario, un discreto y reservado segundo plano, tanto que sólo se conoce una foto de las Knauss en 2005 en la boda de Melania con Trump.

Lea también: Melania Trump entrega premio a Natalia Ponce de León

Y aún conservando un bajo perfil, finalmente Ines y Melania no son tan diferentes, pues se parecen mucho en los lujos y gustos. La artista goza de un tríplex en la Torre Trump valorado en 2 millones de dólares, que se especula lo paga su cuñado.

Su fiel compañera

Dejando a un lado su amor por la moda, Ines se dedica a defender a su hermana de las críticas y calumnias de la prensa y en especial de los eslovenos, como lo fue el caso de la revista GQ, quienes publicaron un artículo afirmando de la existencia de un hermano que nunca había sido reconocido por el padre de Melania. Ante esto, Knauss respondió de manera irónica en su cuenta de Facebook, afirmando que “no sabía nada hasta que he leído esto”.

 Foto: Archivo Jetset.com.co

Otro caso sucedió cuando los supuestos amigos de la infancia, exnovios y conocidos de Melania trataron de sacarle provecho a su nombramiento como primera dama, dando entrevistas a los medios de supuestas vivencias del pasado. Ines se cansó de escuchar estas “calumnias”, así que publicó en Facebook que “todos tenemos buenos recuerdos y las mentiras no son un buen karma”.

Lea también: Los polémicos vestidos de las Trump

Más que una hermana desempeña el papel de consejera, amiga y defensora de la modelo, pero ¿será que por fin decidirá salir a la luz pública y vivir inmersa en el mundo de la fama?