El apoyo a inmigrantes depende de la retórica que usen políticos y medios

0
415
El público estadounidense, que conoce poco de la política migratoria de su propio país, es fácilmente manipulado por las corrientes ideológicas de los medios en inglés, sobre todo los anti inmigrantes. Lo negativo arrastra más que lo positivo, pero hay maneras de cambiar los vientos de la opinión pública.

Los hechos importan poco a la hora de definir la situación de los 11 millones de inmigrantes indocumentados, dice una nueva investigación de tres catedráticos, y lo que más afecta la opinión de los estadounidenses es la retórica utilizada para presentar el tema, especialmente si esa retórica es negativa y presenta a los indocumentados como “violadores y narcotraficantes” y a cualquier legalización como “amnistía”.

Analizando las encuestas y el lenguaje de los medios en inglés, los profesores Chris Haynes, de la Universidad de New Haven, Jennifer Merolla y S.Karthick Ramakrishnan, de UC Riverside, concluyeron que el público estadounidense puede ser fácilmente manipulado por el lenguaje utilizado alrededor de la situación de los inmigrantes, particularmente, como se define su estatus.  El lenguaje negativo tiene más poder que el positivo, apuntan.

“El tema está tratado de forma muy diversa por los medios en inglés y la opinión publica responde a la forma en que se habla de las políticas migratorias”, dijo Haynes en una entrevista.  “Al parecer, el término usado para definir al inmigrante, indocumentado o ilegal, no es lo que cambia opiniones, sino cómo se habla de la política migratoria y como afecta al país”.

Por ejemplo, hablar de “legalización ganada o camino a la ciudadanía” genera reacciones positivas del público estadounidense en general. Pero el uso de la palabra “amnistía” y del “cumplimiento de la ley”, produce todo lo contrario, una reacción en contra.

En otras palabras, importa cómo se habla del tema, ya que la retórica afecta la opinión del público y esto a su vez, afecta cómo se aplica la política migratoria en el país.

Otras conclusiones importantes del estudio

  1. Los estadounidenses pueden apoyar medidas contradictorias, dependiendo cómo se presenten en medios. Los mismos estadounidenses apoyan la legalización cuando esta se presenta como una “oportunidad de ciudadanía” y se oponen a ella cuando se define como “amnistía”. Esto es posible en la medida en que el público de este país “tiene poco conocimiento de las políticas migratorias” de su propio país.
  2. La retórica negativa de Trump es altamente efectiva. Su primer discurso, en el que definió a indocumentados como “criminales” y “violadores” fue altamente efectivo y marcó el apoyo inflexible entre la base republicana, que lo llevó a convertirse en candidato.
  3. Cómo Hillary Clinton o los partidarios de los inmigrantes pueden generar más apoyo para estos. La investigación revela que hay formas de hablar del tema que generan más apoyo que otras, por ejemplo, es mejor hablar del costo de las deportaciones que de la separación de familias. Enfatizar la situación de menores y otros grupos vulnerables es más efectivo que hablar de inmigrantes en general.
  4. Aún los medios “progresistas” presentan retórica negativa. Medios progresistas como MSNBC, usaron la palabra “amnistía” en 1 de cada tres historias de inmigración. Las historias de medios en inglés no enfatizan el tiempo vivido por estos inmigrantes en Estados Unidos, un marco que ayuda a aumentar el apoyo hacia ellos.
  5. No importa si se usa “ilegal” o “indocumentado”. Ciertamente importa para muchos inmigrantes, ya que la palabra “ilegal” es deshumanizante, pero la investigación no encuentra diferencia en la opinión pública hacia inmigración si se usa un nombre u otro para definir al grupo de personas sin autorización para permanecer en el país.
  6. Retórica más conservadora es más efectiva. El uso de un discurso conservador, uso del patriotismo, servicio militar, etc, pareció más efectivo en mover la opinión hacia los inmigrantes. Por ejemplo, los investigadores hallaron que el trato que Trump dio a la familia musulmana cuyo hijo fue un héroe de guerra (los Khan, que hablaron en la convención demócrata) fue muy efectivo para despertar críticas hacia el candidato republicano.